Aunque desconozcas sus características, síntomas y causas, las obstrucciones urinarias en perros y gatos es un riesgo latente para la mayoría de las mascotas domésticas. De hecho, muchos animales sufren de este síndrome durante largos períodos de su vida y sus amos desconocen de este sufrimiento por una falta de consultas oportunas con el veterinario.

Por lo que, desde Veterinario Pamplona te traemos una recopilación informativa sobre esta enfermedad con la intención de que puedas identificarla si se llegase a desarrollar en tu mascota. 

¿Cuáles son los síntomas más comunes de las obstrucciones urinarias en perros y gatos?

Las obstrucciones urinarias en perros y gatos consiste en la dificultad para el tránsito de la orina desde los riñones que la producen hasta la uretra por donde es expulsada fuera de su cuerpo.

A su vez, la imposibilidad de eliminar la orina puede presentarse en cualquier punto de ese trayecto, pero comúnmente se desarrolla entre la vejiga y el final de la uretra por la proliferación de cálculos renales en el tracto urinario del animal. Aunque pueden tener orígenes más complejos como una falla neurológica o una inflamación bacteriana del área.

La presencia de sangre en la orina, el dolor y la inflamación abdominal y la incomodidad dolorosa para orinar son señales de alerta. Un aumento en la frecuencia de las ganas de orinar y una disminución en la cantidad de líquido excretado terminan de completar el esquema. 

¿Por qué es importante atender un problema como este con inmediatez?

Las obstrucciones urinarias en perro y gatos pueden escalar hasta patologías más complejas como la inflamación crónica de la vejiga o una infección de los riñones. Lo cual implicaría la necesidad de una diálisis temporal o permanente en la vida de tu mascota.

De modo que un diagnóstico oportuno es imprescindible, y este podría consistir de un estudio clínico con exámenes hematológicos y urianálisis junto a un recuento detallado de la historia clínica del paciente. Ya que el problema puede tener un origen lejano y determinar su causa específica es necesario para brindar un tratamiento adecuado.

¿Existen tratamientos para las obstrucciones urinarias en perros y gatos?

El uso de antibióticos, analgésicos y desinflamatorios suele formar parte de cualquier cuadro de tratamiento para este tipo de diagnósticos. Pero dependiendo de la gravedad del caso, puede ameritar un sondaje uretral para liberar el canal, un cambio sistemático de la dieta o incluso la necesidad de una remoción quirúrgica del cálculo. 

La fragmentación del mismo con ondas de choque o radiofrecuencia es otro enfoque probable, así como también el ensanchamiento de la uretra de forma permanente.

Te invitamos a contactar con nosotros si estás interesado en agendar una consulta para determinar si las obstrucciones urinarias en perros y gatos son un riesgo cercano para tu mascota.

 

Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Hola,
en qué podemos ayudarte?
Call Now Button