Cuidar de tus mascotas es un verdadero desafío si debes enfrentarte a condiciones que ponen en peligro su integridad física. Pues corren el riesgo de salir muy lastimados si no reciben atención veterinaria de forma oportuna. A su vez, uno de los diagnósticos más preocupantes son las enfermedades hepáticas en perros, ya que comprometen la supervivencia del can si llegan a ciertos niveles de complejidad. 

Tomándolo en consideración, en Veterinario Pamplona te exponemos datos importantes sobre los síntomas que llevan al diagnóstico y tratamiento adecuados. Facilitando así la detección temprana de estos problemas de salud en tu perro.

Síntomas asociados a un diagnóstico de  enfermedades hepáticas en perros

Existen algunos síntomas bastante graves que se dan con la aparición de la mayoría de las enfermedades hepáticas en perros. Sin embargo, también es cierto que el hígado es un órgano con una excelente capacidad regenerativa. De modo que un tratamiento bien administrado puede retroceder el efecto negativo sobre la salud de tu mascota a mediano y largo plazo.

  • Beber más agua y orinar demasiado: es uno de los síntomas más confusos por el hecho de que se asemeja a un cambio de comportamiento natural.
  • Dermatitis necrotizante: se trata de la aparición de úlceras benignas en la cara y en la parte inferior de las extremidades del can.
  • Problemas para la coagulación: si tu perro se latina cortándose la piel y percibes que la cicatrización está tardando demasiado, acude a un veterinario para una evaluación gastroenterológica.
  • Estranguria: si tu perro empieza a orinar con demasiada lentitud y notas que siente dolor al hacerlo, también se aconseja un chequeo hepático.
  • Ascitis: es la inflamación del abdomen del perro por un exceso de líquido abdominal.
  • Confusión y debilidad: se asemejan a los síntomas de otras enfermedades, pero la suma de estos con los otros factores mencionados podrían indicar la urgencia del examen hepático.

¿Cómo es el proceso de diagnóstico y tratamiento de enfermedades hepáticas en perros?

Apenas llegues a la consulta el veterinario te preguntará sobre los hábitos alimenticios de tu perro y tendrás que decirle si consume algún tipo de medicamentos con regularidad. 

Los análisis sanguíneos, las ecografías y las radiografías también serán necesarias para determinar el origen exacto del malestar.

Después de que se acumulen esos datos, se sabrá el alcance del deterioro hepático del perro. A partir de allí tocará escoger un tratamiento adecuado para la situación particular de tu mascota.

Si deseas obtener más información sobre cómo prevenir el desarrollo de enfermedades hepáticas en perros, no dudes en contactar con nosotros. Será un verdadero placer poder ayudarte.

 

Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Hola,
en qué podemos ayudarte?
Call Now Button